En el año 1995 tuvo lugar la exposición A arte inexistente, comisariada por Rosario Sarmiento para el Auditorio de Galicia, que reunía obras de mujeres en la Galicia del siglo XX. Ahora, el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo plantea una revisión a aquella exposición bajo el título Mulleres do Silencio. De Maruja Mallo a Ángela de la Cruz, una exposición propia. Las protagonistas de esta muestra son las mujeres, como desde el binomio existencia/inexistencia se formula con la posibilidad del acceso a la formación académica, a la profesionalización. Veinte años después de aquella primera exposición, y con la posibilidad hoy en día de acceder a esa formación, la realidad ha cambiado poco, sigue siendo compleja y más si es el artista es una mujer, de las cuales las instituciones se hacen menor eco. Desde las primeras mujeres artistas gallegas, sin una formación académica, hasta las más actuales que si optaron a cursar los estudios de Bellas Artes en la Facultad de Pontevedra, inaugurada en el año 1990.

La exposición se divide en cuatro espacios distintos, desde los que se analiza y profundiza en los contextos en los que las artistas trabajan, centrándose en el escaso protagonismo de las mismas en movimientos como la vanguardia anterior a la Guerra Civil, la posguerra y la migración a otros centros fuera de Galicia, la llegada de la democracia y los inicios del siglo XXI. La muestra reúne casi cien obras procedentes de distintos centros y colecciones, muchas de ellas se exponen por primera vez, siendo el resultado de una investigación por parte de MARCO que da voz a las mujeres en el arte.

(Mulleres do Silencio en MARCO de Vigo. Desde el 14 de octubre al 16 de abril de 2017)