El pasado domingo falleció, a los 95 años de edad, el actor americano Ernest Borgnine, ganador de un Oscar en 1955 por su papel en Marty, película que recibió también el Oscar a la mejor película, al mejor realizador y al mejor guión. Perteneciente a una familia de inmigrantes italianos, Borgnine debutó en Broadway en 1949 y dos años después llegó su primera película The Whistle at Eaton Falls. Su carrera en el cine despegó en 1953 cuando fue elegido para el papel del sargento “Fatso” Judson en De aquí a la eternidad (1953), convirtiéndose muy pronto en un rostro habitual en la gran pantalla donde participó en clásicos como Los vikingos o Grupo salvaje además de numerosas apariciones en telefilms y series de televisión. En total más de 60 años dedicados de carrera con más de 100 películas a sus espaldas.