Ayer, 14 de octubre, la Fundación Tàpies informaba del fallecimiento de Miquel Tàpies, el menor de los tres hijos de Antoni Tàpies y primer director de esta Fundación creada en Barcelona por el artista catalán. Licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona, Miquel apenas contaba con 18 años cuando por iniciativa propia comenzó a ordenar y catalogar el trabajo de su padre. Su trayectoria profesional comenzó con una estadía en el Museo Guggenheim de Bilbao, a la que siguieron una serie de trabajos editoriales (sobre la producción cartelística de su padre) y de comisariado de algunas figuras clave de la vanguardia como Miró o Marcel Duchamp, hasta que en 1990 asumió la dirección de la Fundación Tàpies, cargo que abandono en 2010.

Ayer, 14 de octubre, la Fundación Tàpies informaba del fallecimiento de Miquel Tàpies, el menor de los tres hijos de Antoni Tàpies y primer director de esta Fundación creada en Barcelona por el artista catalán. Licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona, Miquel apenas contaba con 18 años cuando por iniciativa propia comenzó a ordenar y catalogar el trabajo de su padre. Su trayectoria profesional comenzó con una estadía en el Museo Guggenheim de Bilbao, a la que siguieron una serie de trabajos editoriales (sobre la producción cartelística de su padre) y de comisariado de algunas figuras clave de la vanguardia como Miró o Marcel Duchamp, hasta que en 1990 asumió la dirección de la Fundación Tàpies, cargo que abandono en 2010.

Ayer, 14 de octubre, la Fundación Tàpies informaba del fallecimiento de Miquel Tàpies, el menor de los tres hijos de Antoni Tàpies y primer director de esta Fundación creada en Barcelona por el artista catalán. Licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona, Miquel apenas contaba con 18 años cuando por iniciativa propia comenzó a ordenar y catalogar el trabajo de su padre. Su trayectoria profesional comenzó con una estadía en el Museo Guggenheim de Bilbao, a la que siguieron una serie de trabajos editoriales (sobre la producción cartelística de su padre) y de comisariado de algunas figuras clave de la vanguardia como Miró o Marcel Duchamp, hasta que en 1990 asumió la dirección de la Fundación Tàpies, cargo que abandono en 2010.

Ayer, 14 de octubre, la Fundación Tàpies informaba del fallecimiento de Miquel Tàpies, el menor de los tres hijos de Antoni Tàpies y primer director de esta Fundación creada en Barcelona por el artista catalán. Licenciado en Historia del Arte por la Universitat de Barcelona, Miquel apenas contaba con 18 años cuando por iniciativa propia comenzó a ordenar y catalogar el trabajo de su padre. Su trayectoria profesional comenzó con una estadía en el Museo Guggenheim de Bilbao, a la que siguieron una serie de trabajos editoriales (sobre la producción cartelística de su padre) y de comisariado de algunas figuras clave de la vanguardia como Miró o Marcel Duchamp, hasta que en 1990 asumió la dirección de la Fundación Tàpies, cargo que abandono en 2010.