Referente del arte catalán de postguerra, el pintor Francesc Todó ha fallecido a los 93 años. Sala Vinçon o las salas Caralt, Vayerda, Gaspar y Parés son algunos de los centros catalanes donde el artista expuso su obra, en donde desarrolló casi a menudo su obra. Discípulo de Sainz de Masa y alumno de la escuela Llotja, Todó fue galardonado con varios premios, entre los que destaca la Creu de Sant Jordi desde 2001. Inició su carrera artística en el postimpresionismo, evolucionando en los años cincuenta a la pintura de máquina complejas y pulcras.