Muere el artista conceptual Felipe Ehrenberg de un infarto a la edad de 73 años. El artista, figura clave de la renovación del arte conceptual mexicano fue, además, editor, profesor y diplomático, desarrollando parte de su trabajo en Brasil. Lejos de retirarse de su trabajo, “un artista siempre sigue trabajando”, hace dos años decidió mudarse a una casa de campo lejos del ajetreo de la ciudad. Dibujante, pintor y escultor de formación, Ehrenberg se propuso revolucionar las tradiciones, asentándose en Inglaterra, al huir de su país con motivo de la represión de mayo de 68. Allí fue donde puso en marcha la editorial Beau Geste Press, proyecto colaborativo y experimental y que supuso una gran influencia para el mundo underground de la época, proponiendo reformas del movimiento fluxus, el dadaísmo o los discursos conceptuales. Un ejemplo del trabajo de este proyecto son los primeros libros-objetos de Carrión. Entre otros galardones, Ehrenberg ganó las becas Fulbright y las Guggenheim. Su obra se expone en museos como la Tate Modern, y durante cinco años fue agregado cultural en Brasil -aunque no terminó su contrato al ser despedido por aparecer desnudo en una película-.