La obra monumental de Wang Qingsong llega al Museo Pablo Gargallo de Zaragoza, la exposición Follow me, organizada por el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), podrá verse hasta el 22 de enero de 2017. El fotógrafo chino posee unas obras de grandes dimensiones, algunas superan los 20 metros de largo, y en ellas es capaz de explotar grandes ideas mezclando fotografía, escultura, documentalismo e imágenes manipuladas digitalmente. Esto unido a la cantidad de figurantes que intervienen en cada una de sus instantáneas y el tamaño de los platós que ha de utilizar podrían asemejarse a una producción de Hollywood. Qingsong camina cerca de la línea que marca el movimiento pop chino de mediados de los 80, puesto que incorpora nombres de marcas, creando coloridos un tanto kitsch y que resultan reflexiones sobre la situación de su pueblo.

La obra del fotógrafo ilustra a la sociedad china en la vida contemporánea, presos de una cultura consumista y materialista, y los cambios de esta. Uno de sus métodos para narrar esta situación a través de imágenes es con el uso de autorretratos como iconos cuestionadores de la dirección tomada por la sociedad en los que combina las tradiciones y la cotidianeidad actual, a modo de manifiesto de las contradicciones chinas. Así pues, con su trabajo el espectador puede cuestionarse determinadas actitudes ante fenómenos sociales y fomenta la reflexión sobre los valores contemporáneos. La muestra recibe el nombre Follow me puesto que fue el primer programa de enseñanza de inglés que emitió la CCTV en 1982, el cual siguieron millones de personas. Para ilustrarlo, Wang Qingsong utilizó una pizarra de ocho metros en la que escribió con tiza diversas palabras y frases tanto en chino como en inglés. El fotógrafo consideró el programa Follow me, y su trabajo, como un avance de China hacia el conocimiento del mundo y viceversa.

(Follow me de Wang Qingsong en el Museo Pablo Gargallo, Zaragoza. Del 30 de septiembre al 22 de enero de 2017).