Desde diciembre del año pasado se exhibe en el Museo de Arte Moderno la exposición Monstruosismos, la cual se compone por 64 obras, que quizás sin intención, manifiestan una especie de apología por lo anormal, lo desproporcionado y lo grotesco. Según el comunicado “las piezas ofrecen a la memoria y a la mirada un paseo sembrado de sorpresas por los avatares del monstruo en sus representaciones artísticas”. El público podrá encontrar obras en diversos formatos, desde un lienzo anónimo del siglo XVIII hasta una fotografía digital.

La colectiva se desarrolla en cuatro nodos temáticos. El primero, Naturaleza, Metamorfosis, Religión, ritual y purificación y El disloque. Son múltiples los formatos que la componen: pintura, escultura, gráfica y fotografía. Los artistas más representativos y conocidos son las fotógrafas mexicanas Lourdes Grobet y Graciela lturbide; los pintores David Alfaro Siqueiros, Leonora Carrington y Francisco Toledo y los fotógrafos Henri Cartier-Bresson y Manuel Álvarez Bravo.

El segundo round de esta muestra se realizará el 6 de abril en el Museo Mural Diego Rivera.

(Monstruosismos en el Museo de Arte Moderno de México. Del 3 de diciembre a 16 de abril de 2017)