Sin duda una buena forma de comenzar el año expositivo: Jorge Molder (Lisboa, 1947) muestra sus serie Transformación en la primera exposición de la nueva etapa de la galería Oliva Arauna de Madrid, que vuelve a abrir sus puertas al público, como queriendo animar el sector, al público y a todos en general. Desde el 9 de enero en Madrid, una selección del último trabajo de Molder, un mítico artista portugués que ha hecho de la fotografía y del autorretrato una forma de hablar no sólo de si mismo sino de los diversos procesos de mirar y mostrarse a los demás, desde el espionaje al voyeurismo, a la transformación en otro, al disfraz polisémico del payaso, del actor, saltando del blanco y negro ya paradigmático en su obra al color puntual, dramático y textual. Mucho más que un fotógrafo, Jorge Molder nos ha ido enseñando otra forma de ver fotografía desde hace ya muchos años, un hombre culto, serio, silencioso, un artista personal, profundo y categóricamente personal.