Poco a poco se va reconociendo el trabajo, prolongado en el tiempo durante más de cuatro décadas, de Miguel Trillo, un fotógrafo persistente y silencioso que tuvo la desgracia, como muchos otros, de nacer en el lugar equivocado. Si en vez de ser español hubiera nacido en Holanda o en USA la exposición se celebraría en el Museo Reina Sofía y el catálogo sería una coproducción internacional. Pero volviendo a la realidad la muestra, que se puede ver en Tabacalera Madrid, es un ejemplo excelente de su trabajo, ya que reúne sus series desde las de blanco y negro de finales de los 70 y de los 80 hasta sus últimas fotografías de jóvenes en USA y China. Vietnam, Marruecos, España…los grupos de jóvenes periféricos, marginados, adictos a las tendencias. Aquello que no solemos ver en las calles principales de nuestras ciudades, lo que se mantiene oculto en capas sociales profundas. La mirada de Trillo ha catalogado estos movimientos juveniles desde que los padres, y ya casi abuelos, de sus últimos modelos eran unos jóvenes marginales… demostrando que el tiempo nos iguala y nos desarma igualmente desde la costa Este a la costa Oeste. (Miguel Trillo. Afluencias. Costa Este-Costa Oeste. Tabacalera, Madrid. Del 19 de septiembre al 19 de noviembre)

Imagen: Miguel Trillo. USA Nueva York, 2011.