Desde 2012 Xavier Veilhan ha desarrollado el proyecto Architectones, una serie de exposiciones emplazadas en algunos de los edificios más emblemáticos de la arquitectura moderna del último siglo. Después de varios proyectos por todo el mundo relacionados con los trabajos de Richard Neutra, Pierre Koenig, Le Corbusier o Paul Virilio, entre otros, el artista francés ha seleccionado el Pabellón Alemán diseñado por Mies van der Rohe para la Exposición Universal de Barcelona de 1929 como escenario para su última intervención. Dice Veilhan que este lugar pertenece a su “panteón personal”. La exposición, comisariada por el arquitecto Gonzalo Herrero Delicado, tiene como objetivo subvertir los principios estilísticos que marcaron el diseño del pabellón, atravesado por el estilo racionalista propio del Movimiento Moderno. La construcción respira el ideal de modernidad a través de sus materiales (acero, mármol, cristal), su perfecta simetría, su minimalismo. La propuesta de Veilhan entra en el pabellón como un estallido, rompiendo de forma abrupta el racionalismo del edificio y provocando en el visitante una reflexión sobre los principios que rigieron su diseño. Asimismo, Veilhan reinterpreta la escultura Dawn de Georg Kolbe, única presencia figurativa del proyecto original: reproducida en distintos materiales y escalas, la figura obliga al visitante a replantearse lo que contempla y su relación con el espacio. El visitante se ve empujado a un rol activo, replanteándose críticamente su postura como espectador y encontrando un nuevo punto de vista. La intervención en el pabellón de Mies van der Rohe constituye la séptima y última exposición de la serie Architectones. (Pabellón Mies van der Rohe, Barcelona. Del 27 de junio al 31 de agosto).

Imagen: Xavier Veilhan. Architectones, 2014.