Pintura dentro de pintura, o más bien pintura que explica la pintura. Pintura como una lección de la historia del arte. Podríamos expresar de esta manera que es la metapintura, nombre que recibe la exposición que ahora podemos ver en el Museo del Prado. A través de la obra de Tiziano, Rubens, Velázquez o Goya, todos ellos artistas más que conocidos, pintaron sobre la pintura y sobre sí mismos. Una autorepresentación del arte, un viaje a la idea de pintura, metapintura. Estudios de los estatus sociales, autorretratos, pintura que muestra a los artistas pintando… Goya se pintó ejerciendo su profesión dentro de sus cuadros, como lo hiciese anteriormente Velázquez. Este último usó de fondo para uno de sus cuadros una obra de Rubens. Y así hasta completar una exposición que pretende ir más allá de la contemplación y el disfrute del arte, que pretende explicar un periodo de la historia del arte a través de la propia pintura. La muestra está estructurada en secciones, abordando cuestiones como el origen de la actividad artística, los relatos religiosos y mitológicos, el carácter mágico de las imágenes, la aparición de la idea del “arte”, la relación entre espacio pictórico y espacio real, la manera en que los artistas se han representado a sí mismos o han reflexionado acerca de su entorno creativo y laboral y los problemas fundamentales de la teoría artística.

(Metapintura en el Museo del Prado. Desde el 15 de noviembre al 19 de febrero de 2017)