Takashi Murakami ha sacado a subasta un lote de sus obras para recaudar fondos y contribuir a ayudar a los damnificados por el terremoto que asoló Japón el pasado 11 de marzo. El lote se agotó por completo y la cifra alcanzada asciende casi a los 9 millones de dólares e incluso piezas como Kawsbob Enters the Strange Forest (2011) (la particular mofa que hace el artista del dibujo animado Bob Esponja), batió un récord de precio y provocó un gran duelo de pujas.