El Museo Lázaro Galdiano de Madrid presenta una exposición temporal que, como viene ocurriendo con otras anteriores suyas, dialoga directamente con las obras de la colección. En este caso se trata de la artista multidisciplinar Ana de Alvear, que muestra en Memento mori una serie de dibujos en los que vemos un interés por la percepción de la realidad y su carácter efímero. La artista recrea con técnicas modernas un género pictórico que surge en la antigüedad y que conoce su momento más brillante en los siglo XVII y XVIII con las vanitas y los bodegones. De nuevo se concibe aquí la exposición como un site-specific, con piezas pensadas para el museo; los dibujos destacan por un hiperrealismo fotográfico que nos lleva a cuestionar las fronteras entre lo real y lo falso, y lo verdadero y lo aparente. Las influencias son evidentes, especialmente de maestros del género del botellón como Juan Sánchez Cotán, Tomás Yepes o Luis Meléndez, sin dejar de lado algunas artistas del presente como Sam Taylor-Wood. Un total de 28 dibujos sobre papel que tanto pueden atraer como producir rechazo. Este “recuerda que vas a morir” que presenta Ana de Alvear es, sin embargo, un canto a la vida, a los placeres de la misma, y una reflexión sobre nuestra propia existencia y el papel que jugamos como individuos en ella. (Memento mori, Museo Lázaro Galdiano, Madrid. Del 21 de mayo al 28 de septiembre de 2015).


Imagen: Ana de Alvear. Detalle de Bodegón de la merienda, 2014.