Ayer diversas asociaciones profesionales y miembros del sector arte se reunieron para presentar un documento en el que se desarrollan una serie de medidas de apoyo al arte contemporáneo. Las dificultades económicas por las que atraviesa el país han provocado los recortes y las deficiencias en la financiación pública de muchos centros, museos, colectivos, autónomos, etc. Este documento pretende destacar los beneficios sociales de las artes y su potencial económico y propone una serie de medidas urgentes y a medio plazo así como una lista de compromisos y recomendaciones para ser adoptados por los miembros del sector. Entre las peticiones urgentes destacan la moderación en los recortes presupuestarios, la puntualidad en los pagos, que se cumpla la inversión del 1% en promoción cultural que marcan la legislación de las administraciones y que se haga con criterio y organización, que se eleimine el 18% de IVA para ser más competitivos en el mercado, que la ley del mecenazgo incluya las máximas desgravaciones o que haya un pacto de Estado por el cual se genere un organismo que vertebre la cultura al margen de los cambios políticos. Entre las medidas a medio plazo se pide la reforma educativa con más contenidos artísticos en la enseñanza, recuperación de los presupuestos de cultura y la mayor autonomía administrativa en las instituciones culturales. En cuanto a los compromisos por parte del sector podrían resumirse en un mayor apoyo del arte español así como la promoción interna de artistas, comisarios, críticos y otros profesionales.