La fotógrafa madrileña Pilar Pequeño (1944) ha sido galardonada con la medalla de oro al mérito en las Bellas Artes una distinción que concede anualmente el Ministerio de Cultura a aquellos que destacan por sus aportaciones artísticas o por una labor continuada en apoyo y difusión de la cultura. Esta fotógrafa inicia su trayectoria a principios de los 80. En su trabajo reciente la arquitectura es el sujeto de su obra, al retratar edificios abandonados, en ruinas, a pesar de que es la naturaleza el leit motiv de una gran parte de su obra y, sobre todo, por la que Pequeño es más conocida. Así por ejemplo en la serie Invernaderos (1982) donde la arquitectura de estas estructuras llenas de humedades y plantas es el tema central o en Hojas (1985) una serie que puede considerarse el preámbulo de todo su trabajo posterior, donde prima la belleza de la cotidianeidad natural de charcos, flores sumergidas, flores silvestres, flores naturales, agua, plantas, luces y sombras. Del mismo modo han recibido esta distinción el dibujante Nazario y la Catedrática de Historia del Arte Estrella de Diego, autora de obras como El andrógino sexuados, Tristísimo Warhol, Travesía por la incertidumbre o No soy yo.