El arte en España goza de una salud envidiable, o eso se puede deducir de los datos que se han dado a conocer sobre la afluencia a los principales museos españoles. Un total de 9,5 millones de visitantes han sido los que el pasado 2016 decidieron visitar algún museo de nuestro país. Los más concurridos, sin duda, han sido principalmente dos: el Museo Reina Sofía y el Museo del Prado. El primero cerró el año con una cifra de 3,6 millones de visitas –contabilizando los asistentes a la sede principal, al Palacio de Cristal y al Palacio de Velázquez); esto supone para el museo de arte contemporáneo un incremento del 12,2% respecto a 2015. Por su parte, el Museo del Prado ha logrado un 12,5% más de visitantes alcanzando cerca de 3,1 millones de personas que decidieron ver exposiciones como la de El Bosco. La exposición del V Centenario, la de Ingres o Georges de La Tour. El museo madrileño que cierra el Triángulo del Arte también logró un aumento del 10% respecto a 2015, más de un millón de personas pasearon por el Museo Thyssen-Bornemisza para conocer más sobre la obra de Caillebotte, Caravaggio o Renoir. Más de medio millón de visitantes (648.541) estuvieron en CaixaForum Madrid para asistir al amplio programa de exposiciones que realizó el año pasado.

El leonés MUSAC terminó el año con un 5,4% de visitas en 2016, con 62.708 visitantes que asistieron al museo a ver algunas de las 14 exposiciones temporales que acogió. El Museo Guggenheim Bilbao, por su parte, recibió un total de 1,6 millones de visitas, y supera así por octavo año en su historia la cifra del millón. Aunque es un buen dato, únicamente ha supuesto un incremento del 6% respecto al periodo anterior. De Bilbao a Barcelona para hablar del MACBA, que fue visitado por 324.584 personas, aumentando así un escaso 1,01%.

Estos datos permiten el ser positivo este 2017, año para el que –la mayoría– de los centros ya han anunciado su programación (siempre sujeta a cambios) y que resulta ser prometedora.