Hace escasamente unos días que el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona anunciaba una vacante para el puesto de jefe de exposiciones del centro. Un trabajo muy codiciado no sólo por la escasez de puestos disponibles en el sector, sino por la visibilidad y el prestigio del museo que, tras la marcha de su director de toda la vida Josep Ramoneda, se enfrenta a una nueva etapa con Marçal Sintes dirigiéndolo. A la primera vuelta de este proceso de selección se han presentado 53 candidatos/as y, aunque no se ha desvelado ningún nombre, sí se ha filtrado que muchos son importantes y conocidos comisarios. El director, el subdirector y el gerente del CCCB eliminarán, en una segunda vuelta, a la gran mayoría de los solicitantes dejando solamente de tres a ocho candidatos que optarán a presentar su propuesta y defender su valía. Aunque Sintes quería tener solucionado este tema en marzo, ya que no existe aún una programación para 2013 debido a la premura y la polémica en torno a la marcha de Ramoneda, las fechas con las que ha salido la plaza ofertada y el interés que ha suscitado apuntan a que el proceso de selección va a llevar más tiempo del que se en un primer momento se había planeado.