Uno de los cines más representativos de Barcelona: el cine Urgel, propiedad del Grupo Balañá, acaba de cerrar sus puertas. Tras casi medio siglo de vida los cambios de modelos de explotación del cine y la falta de rentabilidad de la sala han llevado al cierre del mismo cuyo local se podrá destinar a todo tipo de usos.

La sala que inuaugró con el estreno de Carmen Jones de Otto Preminger,
tuvo como última película Fast and Furious 6 el pasado jueves.

Actualmente sólo quedan tres cines de una sala en la ciudad: el Arenas, el Club Coliseum y la sala Maldà.

Imagen: Entrada Cine Urgel.