Peter Noever director del MAK de Viena desde 1986 dimitió de su cargo a finales de 2010 debido a las acusaciones que le increpaban por haber utilizado hasta 166.000 dólares de dinero público para asuntos personales como la celebración de la fiesta de cumpleaños de su madre, viajes por todo el mundo y otras actividades que facturó a través del museo. Hasta que el Ministerio de Cultura designe otro director o abra un concurso para acceder a la dirección del centro, Martina Kandeler-Fritsch ocupará el cargo y desempeñará las funciones que hasta hace poco ejercía Noever. El director admitió haber utilizado dinero del museo para asuntos propios pero sin embargo, y a pesar de ser consciente de su error, explicó cómo había abonado todo lo utilizado.
Noever ha estado a cargo del MAK durante 26 años en los que modernizó la institución y llevó a cabo importantes transformaciones como encargar a los artistas Jenny Holzer y Donald Judd que comisariaran la colección o celebrar exposiciones de artistas fundamentales como Anish Kapoor y Otto Muehl. Por ello artistas y personalidades del arte como Chris Burden, Kiki Smith, Lawrence Weiner, Frank Gehry o Thomas Krens han firmado un manifiesto de apoyo al ahora exdirector del MAK. Se espera que con todos estos cambios la vida cultural vienesa se recupere y pueda iniciar una etapa mejor, más transparente, menos grandilocuente y más fructífera.