Sin duda le veremos pasear como cada año por los pasillos de ARCO, aunque ya no tenga la presencia de hace unos años, cuando “asaltó” el Circulo de Bellas Artes con un grupo de artistas amigos que consiguieron salvar un proyecto que hoy nuevamente corre peligro. Ni, por supuesto cuando fue uno de los impulsores y el primer director del Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas de Gran Canaria (CAAM). Y es que Martín Chirino, uno de los cofundadores del grupo El Paso en 1957, ha sido siempre un hombre involucrado con el arte y con la cultura de su tiempo. Un artista y un agitador, y sobre todo un hombre de cultura y experiencia. Que haya sido nombrado Académico de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es casi nada comparado con todo lo que su trabajo ha significado para la sociedad… sin contar con su obra como escultor, por la que ya fue galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1980 y pocos años después con la Medalla de Oro de las Bellas Artes.