El artista alemán perteneciente a los Neue Wilde presenta sus pinturas más recientes en Madrid. Sus obras se conforman con grandes capas de pintura y motivos diversos creando un gran impacto visual. Según sus propias palabras sus naturalezas muertas, paisajes y retratos no tratan de narrar nada concreto, sino de recrear sentimientos y atmósferas. En la galería Juana Aizpuru hasta el 2 de junio.