VÍDEO

Marina Abramović nació en Serbia en 1946 en una familia en la que la disciplina férrea de sus padres, ambos militares, reinaba en la casa. Esta infancia marca el trabajo de una de las pioneras en el uso de la performance desde los años sesenta. Su obra busca la relación entre el cuerpo, la mente y la interacción con el público desde su primera performance en 1973 en Edimburgo. Tras licenciarse en Bellas Artes en Belgrado y Zagreb se traslada con su marido Nesa Paripovic a Ámsterdam. En uno de sus viajes a Alemania conoce al artista Uwe Laysiepen, conocido como Ulay, con el que establece una colaboración artistica de más de una década llegando incluso a actuar como un sólo ser. En 2010 el MOMA realizó la mayor retrospectiva de Abramović. Su último proyecto es NEON-MAI Lab, llevado a cabo por la Fundación Marina Abramović, en el Museo Benaki de Atenas, en el que 27 artistas, escogidos por ella, investigarán sobre la perfomance y mostrarán su trabajo al público de forma gratuita.

Ha sido premiada con el León de Oro de la Bienal de Venecia, 1996; Premio A La Excelencia ’13 julio’, Montenegro, 2012; Premio al Liderazgo Cultural, American Federation of Arts, 2011 entre otros muchos.