El jardín botánico de Nueva York acoge hasta mayo una serie de esculturas realizadas por el que fuera cofundador del Equipo Crónica, el artista valenciano Manolo Valdés (1942) que, desde hace años, vive en esta ciudad. Su trabajo ha sido elegido específicamente por esta institución situada en el Bronx y podrá realizar siete trabajos de gran formato para los que ya tiene alguna idea y sobre todo muchas fuentes de inspiración: la Alhambra de Granada, la naturaleza o las pinceladas de Matisse entre otros motivos. La idea general que recorre este proyecto de arte público son las estaciones del año y las piezas, tres de ellas completamente nuevas, irán recorriendo el jardín como si de repente las cuatro estaciones lo inundaran a la vez.