En 1989 el actor Ethan Hawke se dio a conocer con la película El Club de los Poetas Muertos, de Todd Anderson; interpretaba el papel de un joven estudiante que, de repente, descubría su amor por la poesía. También, ha estado perdido en los Alpes en ¡Viven!, se enamoró perdidamente de Julie Delpy en Antes del amanecer y sus secuelas. Fue el último niño concebido de forma natural en una sociedad futurista en la película Gattaca, ha sido Hamlet en el año 2000 y, ahora, se enfunda el traje de cowboy en el remake de Los siete magníficos. Actor de teatro y dedicado al cine, tanto en interpretación como dirección, ha sido nominado a los Oscar en cuatro ocasiones, por Training Day, Antes del atardecer, Antes del anochecer y, por último, Boyhood. Ahora, el día 17 de septiembre, recibirá el Premio Donostia en la 64ª edición del Festival de San Sebastián, como homenaje a su trayectoria profesional. Se suma el galardón al extenso curriculum en este ámbito del actor, que en 2015 estrenó en el festival la película Regression, que suponía la vuelta del director Alejandro Amenábar. Esta vez, el actor sí estará presente en la capital guipuzcoana.