A partir del 29 de abril podrá verse en el Museo Europeu d’Art
Modern
(Barcelona) la obra de Richard MacDonald, todo un referente de
la escultura figurativa. El escultor americano aterriza por primera vez en
nuestro país con sus bailarines y acróbatas –él ha sido el único artista
autorizado a utilizar los acróbatas del Cirque du Soleil como modelos–
reunidos en una muestra antológica que recorre su larga carrera. El
trabajo de MacDonald siempre ha estado movido por el estudio directo del
potencial estético del cuerpo en movimiento. Así, tomando la forma humana
y la belleza como puntos de partida, emprende una búsqueda hacia un arte
universal y portador de “verdad emocional”.