No se ha confirmado todavía, pero los rumores que surgen del propio Centro de Arte Reina Sofía anuncian que la hasta ahora mano derecha de Manuel Borja en todo lo concerniente al programa expositivo, la norteamericana Lynne Cooke, habría podido dejar sus funciones en el Museo y abandonar Madrid rumbo a casa en Nueva York. Las razones apuntan a un recorte económico que haría inviable seguir pagando su colaboración como hasta ahora. Esperemos que se confirmen o se desmientan los rumores, pero de momento éste es el tema de conversación tanto dentro del Reina Sofia como en los aledaños físicos y culturales del centro. Recordemos que Lynne Cooke ha destacado durante estos años de trabajo en el Reina Sofía por su absoluta falta de interés por el arte español actual, su desapego con respecto al sector artístico local y por su desconocimiento del idioma español, lo que ciertamente no la ha convertido en la mujer más querida del mundo del arte en España.