La luz que desprenden las obras de Jim Campbell llena ya las salas del Espacio Fundación Telefónica. La exposición retrospectiva del artista americano recorren un eje temporal desde los años 80 hasta la actualidad, donde sin duda la experimentación lumínica es la protagonista. Campbell es artista e ingeniero electrónico y uno de los pioneros en el uso de la tecnología lumínica de LEDs, desarrollando en un campo instalaciones interactivas de gran valor artístico. Partiendo del cine, del que inicialmente es seguidor, sus piezas se mueven entre la inmaterialidad de la luz y la fuerza temática, que tiene mucho de autobiográfico. El recuerdo de su familia, que sufría de diversas discapacidades, o el fallecimiento de su hermano, son homenajeados en una muestra amplia, que combina luces LEDs, LCDs, monitores y pantallas de televisión.

La bombillas llenan las salas y nos permiten tener una experiencia directa de los efectos que la luz tiene sobre el estado de ánimo. Quizá sea precisamente esta inmaterialidad la mejor vía para reflejar sensaciones; el parpadeo y la intensidad de unas piezas y otras nos transportan a lugares indeterminados, especialmente pensados para este fin. Las paredes del Espacio Fundación Telefónica pintadas de negro, ayudan a intensificar los efectos de la luz. (Jim Campbell. Ritmos de luz, Espacio Fundación Telefónica, Madrid. Del 1 de abril al 28 de junio de 2015).


Imagen: Jim Campbell. A fire, a freeway and a walk, 1999-2000.