El artista Luis Gordillo ha recibido el Premio Nacional de Arte Gráfico 2012, un galardón instituido en 1993 para reconocer la labor de creadores que se dediquen y hayan realizado aportaciones sustanciales a la técnica del grabado y las artes gráficas. Este premio se suma a los otros muchos que posee el artista sevillano que con anterioridad ya ha sido Premio Nacional de Artes Plásticas (1981) o Premio Velázquez de Artes Plásticas (2007). Defensor a ultranza del “arte por el arte” se conoce sobre todo su faceta de pintor pero el grabado y el dibujo también le han consagrado, además del hecho de haber incorporado en numerosas ocasiones a su discurso artístico y su estética la repetición y seriación como motivos creativos y compositivos. El jurado que le ha hecho entrega de este premio estaba formado por Rafael Canogar (ganador de este mismo premio en 2011), el artista José Hernández; el crítico Fernando Castro Flórez; el director de Estampa Chema de Francisco; y el académico Juan Bordes.