El triste fallecimiento del artista británico-alemán Lucian Freud ya ha tenido su repercusión en el mercado del arte. A pesar de que Freud era uno de los pintores mejor vendidos y más cotizados del mercado, con su muerte su obra se ha revalorizado aún más. Es por ello que se prevee que salgan a subasta algunas de sus piezas más codiciadas y, también, más caras ya que Freud era un habitual en lo que al top ten de ventas se refiere. Algunas de sus obras han superado los 30 millones de euros incluso cuando sus precios de partida se estimaban en 15 millones menos. Habrá que esperar poco para ver cómo Freud, a pesar de su ausencia, bate nuevos récords.