La fotografía vuelve a ser protagonista en la Fundación MAPFRE en Madrid, que esta ocasión presenta una retrospectiva de Alvin Langdon Coburn (Boston, 1882-Gales, 1966), uno de los pioneros en la fotografía moderna y abstracta. Coburn fue una de las cabezas destacadas de la primera mitad del siglo XX, con un estilo innovador que bebía de distintos estilos con los que se relacionaba, como el Pictorialismo y el Simbolismo. Las vanguardias le encontraron trabajando activamente en el cambio de siglo, aunque también se palpa la influencia de otros fotógrafos tan reconocidos como Alfred Stieglitz y Fred Holland Day. Formó parte activa del grupo Photo-Secession, en el que entró en 1902, aunque sus fotografías se centraron en la ciudades y paisajes industriales o urbanos, no en retratos o desnudos; esta característica hizo que sus imágenes se anticiparan al futuro, especialmente a los puntos de vista de la Nueva Objetividad.

La MAPFRE presenta ahora una exposición de 180 fotografías, la mayor parte copias de la época; algunas de las más modernas de Coburn se muestran aquí también, como los grandes paisajes naturales del Gran Cañón y Yosemite, además de sus experimentos fotográficos cercanos al estilo cubista, muy adelantados a su tiempo; las vortofotografías las creó entre 1914 y 1917 junto al escritor Ezra Pound, utilizando tres espejos unidos a modo de caleidoscopio. Esta múltiple exposición de una imagen daba como resultado imágenes prismáticas, segmentadas, consideradas hoy en día como las primeras fotografías verdaderamente abstractas. La exposición es una colaboración con la George Eastman House de Rochester (Estados Unidos) y con el National Media Museum en Bradford (Reino Unido). (Alvin Langdon Coburn, Fundación MAPFRE, Madrid. Del 13 de diciembre de 2014 al 8 de febrero de 2015).


Imagen: Alvin Langdon Coburn. Station Roofs, Pittsburgh (Tejados de la estación, Pittsburgh), 1910.