El Foto Museo Cuatro Caminos de la ciudad de México, acoge dos exposiciones sin precedentes, que permanecerán hasta el mes de mayo: Witkin & Witkin y El hombre que vio demasiado: Enrique Metinides (1946-2016). Una especie de “exposiciones siamesas” unidas por la cabeza. Conformando una geometría que tiene como puntos de inflexión la muerte, la violencia, la tragedia, la naturaleza humana, la vulnerabilidad y la contradicción del aprecio desaforado por la vida.

La muestra se bifurca en: Witkin & Witkin; en la que seremos testigos de un diálogo entre la obra de Jerome Witkin, con sus pinturas realistas y figurativas de proporciones épicas y dramáticas que tratan de reflejar una sociedad contemporánea en crisis, violenta, individualista e indolente y las fotografías de Joel-Peter Witkin, montadas en escenarios, trágicos, oscuros, transgresores y provocadores, usando en ocasiones como modelos cadáveres, cuerpos mutilados o transexuales, que hacen de cada pieza una historia única. La exposición abarca una producción de 50 años de obra de los gemelos idénticos, que comparten una visión de la época en la que viven y que la expresan de forma distante y familiar a la vez, a lo largo de las más de 100 piezas que provienen de colecciones privadas de México y Estados Unidos en colaboración con Jack Rutberg Fine Arts de Los Angeles y 212BERLIN México. Las obras de ambos nos muestran a la humanidad sin ninguna concesión o sentimentalismo.

Enrique Metinides

Enrique Metinides

A la par podremos apreciar  una retrospectiva de 70 años de trayectoria del fotógrafo mexicano Enrique Metinides, El hombre que vio demasiado, compuesta por fotos, videos, textos del autor, juguetes de su colección, periódicos, incluso podremos conocer la primera cámara que le regalaron a los 9 años y con la cual captó sus primeros accidentes. El público podrá ver sus imágenes características de periodismo de nota roja, impregnadas de muertos, accidentes, catástrofes naturales, suicidios y un lado menos conocido del fotógrafo, que atestigua la negligencia, la pobreza y la corrupción, en fotografías nunca antes mostradas.

Los tres artistas, aparentemente toman distintas rutas, pero se aproximan plasmando imágenes duras, incluso incomodas que nos pueden hacer sentir como el vecino voyerista que observa por la ventana con miedo a ser descubierto, pero que también nos conducen por una narrativa casi teatral, creando ambientes de “profunda reflexión sobre la vida, la fragilidad y la muerte” como mencionan las curadoras Isabel del Rio y Trisha Ziff, quien recientemente realizó un documental de Metinides y que ahora está trabajando en otro film acerca de la obra de los hermanos Witkin.

(Witkin &Witkin y El hombre que vio demasiado, Foto Museo Cuatro Caminos, Ciudad de México. Desde el 20 de febrero hasta el 15 de mayo de 2016)