La familia del fotógrafo catalán Joaquim Gomis (Barcelona 1902-1991) ha depositado en la Fundació Miró de Barcelona un fondo que incluye más de 70.000 piezas, entre imágenes y documentos, que pertenecieron a este artista, uno de los primeros en España en enfocar la fotografía como un arte de la modernidad. Principalmente esto se dejaba ver en la elección de los temas que recogía (la ciudad, la arquitectura…) pero, sobre todo, se notaba en el modo en que captaba las imágenes sin miedo a experimentar, a hacer todo tipo de ángulos, contrapicados y fragmentaciones. Junto a Joan Prats creó los Fotoscops series con variaciones fotográficas de un mismo tema que se publicaron en libros durante las décadas de los 40 y 60. También fue el primer director de la Fundació Miró, ayudó a su creación y fue un amigo íntimo del artista por lo que la documentación de su archivo es de vital importancia para este centro que se compromete a conservar y digital estos fondos.