Definir la figura de Ulises Carrión (Veracruz, 1941-Ámsterdam, 1989) no es tarea fácil. Polifacético, productivo, experimental son algunos adjetivos para hablar de este artista mexicano que en la década de los sesenta marcó un antes y un después en el Arte. Tras estudiar Filosofía y Letras en México, viaja y vive en Alemania, Inglaterra, Francia, años en los que la escritura y la literatura son su principal trabajo. Sin embargo, Carrión se diferenció del resto de artista por su veneración y estudio sobre el libro como objeto: “nolibros, antilibros, pseudolibros, cuasilibros, libros concretos, libros visuales, libros conceptuales, libros estructurales, libros proyecto, libros declaración, libros instrucción” así lo definía el propio artista. 

Fundador de la galería-libreria Other Books and So, trabaja como editor de la revista Ephemera (1977-1978), y tras abandonar la literatura comienza a experimentar con otros géneros artiscos como obras sonoras, video, performances, arte-correo, collage, comic y un largo etcétera de aportaciones que el Museo Reina Sofía de Madrid expone este año. Con el título Querido lector. No lea. se exhiben más de 350 obras de Carrión y se proyectarán por primera vez películas del artista: The Death of the Art Dealer (kanaal zero); Bookworks revisited; Gossip, Scandal y Good Manners.

Su trayectoria se recuperó del olvido en 2003 con la retrospectiva en el Museo de Arte Carrillo Gil. Ahora, en España, se expone la extensa e interesante aportación de una de la figuras mexicanas más relevantes.

(Ulises Carrión, Querido lector. No lea. Museo Reina Sofía de Madrid. Desde el 16 de marzo hasta el 10 de octubre de 2016)