El Museo Städel de Frankfurt reúne por primera vez en Alemania a dos maestros modernistas, y que están considerados como de los representantes más famosos del modernismo francés, Henri Matisse y Pierre Bonnard. El motivo de presentar esta muestra, Long live painting, es la amistad que duró más de cuarenta años entre estos dos artistas  y tiene como objetivo crear un diálogo entre ambos demostrando la influencia mutua. La exhibición permanecerá abierta hasta el 14 de enero y ha sido comisariada por Felix Krämer, quien a partir de octubre será el director del Museo Kunstpalast de Düsseldorf, que ha querido llevar a Alemania la obra de Matisse y Bonnard tras haber alojado en 2015 el mismo museo la exposición dedicada a Monet y al nacimiento del impresionismo. Por su parte, Zamani, co-curador de la muestra, ha expresado que “ambos artistas desarrollaron un lenguaje pictórico inconfundible e individual, impulsado por su incesante dedicación a su trabajo y deleite durante toda la vida en la experimentación. En sus propias vidas Matisse y Bonnard fueron vistos como dos de los pioneros más importantes del arte moderno. Con las pinturas de Bonnard, en particular, sólo cuando uno se encuentra cara a cara con los originales se da cuenta de su completa fascinación”, a la vez que anima al espectador a acudir al museo alemán.

Los dos pintores compartían una preferencia por la misma gama de temas: interiores, naturalezas muertas, paisajes y el desnudo femenino. Por ello, se ha realizado una selección de más de 120 pinturas, esculturas, dibujos y grabados, ofreciendo nuevas perspectivas sobre el desarrollo de la vanguardia europea desde principios del siglo XX hasta la década de los 40. El punto de partida se sitúa en un desnudo de Bonnard y una naturaleza muerta de Matisse, de manera que se confrontarán las obras para demostrar la influencia entre ambos. Además de estas piezas, también se incluye una serie de fotografías de Henri Cartier-Bresson, que visitó a ambos en sus casas de campo en la Riviera francesa en 1944. Para llevar a cabo la exposición se ha contado con la colaboración de espacios como Tate Modern de Londres, el MoMa de Nueva York, el Centre Pompidou o el Museo de Orsay de París, entre otros.

(Long live painting en Museo Städel de Frankfurt, Alemania. Desde el 13 de septiembre hasta el 14 de enero de 2018)