El Museo Reina Sofía ha presentado su programación para el próximo otoño. Entre las propuestas expositivas, se halla una muestra dedicada al artista sudafricano William Kentridge, un proyecto de la artista colombiana Doris Salcedo, una exposición a través de la Colección Soledad Lorenzo y una propuesta de Esther Ferrer.

El depósito temporal con promesa de legado a favor del Museo Reina Sofía que realizó la galerista Soledad Lorenzo en 2014 ha permitido organizar esta exposición dividida en dos fases: Punto de encuentro, que tendrá lugar entre el 26 de septiembre y el 27 de noviembre y Cuestiones personales, que abrirá sus puertas el 19 de diciembre y se podrá visitar hasta el 5 de marzo de 2018. La primera fase de la muestra que parte de la Colección Soledad Lorenzo abordará conceptos de espacio y geometría a través de los autores más clásicos de la colección como Palazuelo o Tàpies incluyendo también otros autores como Soledad Sevilla o miembros del denominado Grupo Vasco. La segunda fase, bajo el título Cuestiones personales se centrará en mayor medida en el lenguaje figurativo partiendo de referentes como Luis Gordillo y Antonio Fraile –con quien Soledad Lorenzo inaugura su galería en 1986– y mostrando también obras de artistas como Juan Ugalde, Jorge Galindo y norteamericanos vinculados a la Metro Picture Gallery, entre otros.

A partir del 6 de octubre, en el Palacio de Cristal del Parque de Retiro, se alojará Palimpsesto, un proyecto desarrollado por Doris Salcedo (Bogotá, 1958) en el que a partir de la escultura y la instalación, la artista sigue investigando sobre escenarios conflictivos donde la violencia y sus víctimas, la memoria y el olvido, suelen estar presentes.

Esther Ferrer (San Sebastián, 1937), pionera del arte de la performance en España expondrá su proyecto Todas las variaciones son válidas, incluida esta en el Palacio de Velázquez del Parque de Retiro a partir del 26 de octubre. A través de esta propuesta, que incluye tanto performance como instalaciones y trabajos preparatorios, Ferrer sigue explorando temas que han estado presentes a lo largo de toda su carrera y reflexiona sobre cómo hacer visible el proceso en el tiempo/espacio, la movilización y transformación del cuerpo.

A partir del 31 de octubre se instala en las salas del Museo Reina Sofía una muestra dedicada al artista William Kentridge (Johannesburgo, 1955) recientemente galardonado con el Premio Principe de Asturias de las Artes 2017. El eje vertebral de la muestra se construye a través de una selección de seis piezas que representan las constantes principales que se pueden hallar en la trayectoria de un artista multidisciplinar como es Kentridge.

Otras propuestas que estarán presentes en la programación de otoño del museo, son la exposición dedicada a George Herriman (EE.UU., 1980-1944), considerado uno de los más importantes creadores de cómic estadounidense y la muestra que se enmarca dentro del programa Fisuras que, en esta ocasión, a partir del próximo 12 de septiembre, acogerá al artista David Bestué (1980).

Por último y, más allá del formato expositivo, la programación de otoño del Museo Reina Sofía incluye toda una serie de actividades paralelas entre las que encontramos un ciclo de conferencias en torno al Guernica, un ciclo de cine que recupera la obra de Dziga Vertov y de Adam Curtis y un seminario del editor y dibujante estadounidense Art Spiegelman.