El paisaje de la ciudad, planteado como una historia narrada en diferentes episodios es el tema central de la próxima Liverpool Biennial. Galerías, museos, pubs, hoteles, estaciones de transporte público, aparcamientos y supermercados se inundarán de arte. Algunos de estos espacios no son lugares en los que uno esté acostumbrado a ver expuestas obras de arte, pero la idea de este evento es justamente esa, hacer llegar la expresión artística a todos los rincones de la ciudad. Y como se quiere llegar a todos los rincones y a todos los públicos, por ello, en esta edición, el público más joven tendrá su propio protagonismo, con interacciones con los distintos artistas y la edición de varias publicaciones específicas pensadas para los más jóvenes. Los artistas invitados, 37 en total, vienen de distintas partes del mundo, para contarnos esas historias que los paisajes de las ciudades nos narran.

En total son 14 semanas que llenarán cada rincón de la ciudad británica con performance, películas y otros eventos que ponen de manifiesto la importancia en el arte de la interacción entre el arte, el artista, el enclave y los espectadores, la idea no es exponer arte, si no que el arte sea parte del día a día de la ciudad, como un elemento más, por ello se ha elegido, no solo a las galerías y los museos como zona expositiva, sino que estas zonas invadan los lugares frecuentados por los ciudadanos. Coger el tren y ver una performance, ir a un pub y vivir un evento con artistas o pasarse a comprar por el supermercado y encontrarse con una manifestación artística. Liverpool apuesta de esta manera por un arte cercano, o acercar el arte a la ciudad, un arte vivo como la urbe, y por ello apuesta por la performance, por la música o el cine, aunque también podrá verse escultura o pintura, la máxima será acercarse al público y que este se acerque al arte.

(Liverpool Biennial, Liverpool. Hasta el 16 de octubre de 2016)