Desde el pasado octubre, la Fundació Suñol ha ligado el arte y la literatura más que nunca con una nueva actividad: LITERARTURA, a través de tres sesiones –una cada mes– que finalizan el 19 de diciembre. Lo que se propone desde el centro es que en cada uno de esos encuentros se realice una lectura que, ya sea por su contenido o contexto, tenga relación con el sector artístico. Estas lecturas se hacen a raíz de unos títulos que son seleccionados teniendo en cuenta las exposiciones y el fondo de la colección; además, a partir de estos libros tendrá lugar un coloquio con la participación de artistas, escritores y comisarios. La primera sesión fue el 24 de octubre con Tiempo de silencio (Crítica, 2005) de Luis Martín Santos como lectura principal y la Psicopatología de la vida cotidiana (Alianza Ed., 2011) de Sigmund Freud como secundaria. Ambas lecturas fueron propuestas por Joan Rabascall, el cual inauguraba su exposición Camins encontrats.

La próxima sesión tiene lugar el 21 de noviembre, cuando se realizará una visita guiada de la exposición ACTO 35 de Tatiana Busto García y las lecturas de El Paseo (Siruela, 2014) de Robert Walser y Paseos con Robert Walser (Siruela, 2009) de Carl Seelig. El coloquio se centrará en los itinerarios (paseos) como generadores de la experiencia artística a través de Robert Walser, que ha sido un autor de referencia para artistas conceptuales que trabajan a partir de itinerarios. Finalmente, la última sesión será el 19 de diciembre con las lecturas de Extinción (Debolsillo, 2007) y La broma infinita (Debolsillo, 2011) de David Foster Wallace. La entrada de cada una de las sesiones es de 8 euros.