El artista Li Ming ha recibido el premio Hugo Boss Asia Art, concedido a artistas asiáticos emergentes, tal y como han anunciado Larys Frogier (director del Rockbund Art Museum) y Jerome Bachasson (director ejecutivo de Hugo Boss Greater China). Finalmente, el seleccionado fue Li Ming de entre los otros finalistas entre los que se incluían Tao Hui, Yu Ji y Robert Zhao Renhui. No obstante, se mostrará en Rockbund Art Museum el trabajo de los cuatro finalistas hasta el 11 de febrero de 2018. “Su obra constituye una de las creaciones visuales contemporáneas más significativas y avanzadas que combinan de forma brillante el rendimiento, el video y el sonido. Sus obras de arte han enriquecido el campo de los medios y engendrado una sensibilidad única de hacer que el tiempo y el espacio sean profusos con infinitas posibilidades de significado “, ha declarado Larys Frogier sobre el trabajo de Ming.

El trabajo de Li Ming se basa principalmente en vídeos e instalaciones de vídeo. Su última pieza Rendering the Mind se rodó en Broadway Mansion, un hotel de cinco estrellas con ochenta años de historia; de ahí el artista produjo una serie de historias que surgieron en el espacio entre lo público y lo privado y fue inspirado por la forma del edificio y los materiales de sus paredes. Las obras de Ming suelen comenzar con una imagen, una palabra, una atmósfera que despierta de su interés y que termina encarnando su carácter personal de sensibilidad, sutileza, intuición y humor. Su interés pasa de la interacción entre la cámara y la conciencia del espectador a la discusión de los contextos sociales como espacios, en los que se basa la visión de sus obras. Su concepción de escenas aburridas ha servido como una rebelión contra el impulso aburrido, como una incómoda exploración del significado e incluso como sarcasmo. “Li Ming transforma el espacio expositivo en múltiples horizontes, pantallas que requieren la plena disponibilidad de los espectadores para experimentar pero también para generar infinitas combinaciones de tiempo, espacio para infiltrar y transformar nuestros cuerpos privados y sociales. Y eso es único, inteligente y hermosamente concebido y ofrecido abiertamente a cada uno de nosotros”, comentó Larys Frogier.