La Historia del Arte es una disciplina lineal, una materia de estudio en la que se hace evidente que el genio no es casual, sino causal, y que estos antecedentes siempre tienen un origen anterior. De ahí la importancia de estudiar a los maestros y las influencias anteriores, para poder conocer en profundidad el alcance del trabajo de un artista. La Royal Academy of Arts de Londres dedica ahora una gran retrospectiva al trabajo del pintor flamenco Rubens y la influencia de su legado hasta las vanguardias más cercanas. Rubens y su legado reúne grandes piezas del artista, así como otras de grandes pintores a los que influyó. Desde Rembrandt a Van Dyck, Constable, Cézanne o Picasso. Desde las mujeres de curvas generosas a temas como el retrato, escenas mitológicas o paisajes, el trabajo de Rubens ha sido reinterpretado de forma constante.

Es precisamente la parte más contemporánea la que se quiere destacar de alguna forma, siendo Jenny Saville (la artista que formó parte de los YBA en 1994) la encargada de comisariar un proyecto sobre los siglos XX y XXI, en paralelo a la exposición general bajo el título La Peregrina. En el mismo museo, esta propuesta es su particular visión de la importancia de Rubens en el arte contemporáneo, seleccionando obras de artistas como Willem de Kooning, Pablo Picasso, Francis Bacon, Sarah Lucas, Lucian Freud y otros. ¿Y por qué ella? Pues porque el trabajo más conocido de Saville son sus largas pinturas de figuras femeninas con carnosos cuerpos y anatomías que se salen del canon tradicional, conectando directamente con las Gracias del pintor flamenco. La Royal Academy of Arts nos invita a reflexionar sobre la influencia de este pintor y sobre el alcance que tuvo su trabajo para cambiar las reglas del juego en el canon artístico. Sin duda, una buena oportunidad para recorrerse varios siglos de arte bajo esta premisa sin salir de un mismo espacio. (Rubens y su legado, Royal Academy of Arts, Londres. Del 24 de enero al 10 de abril de 2015).


Imagen: Sarah Lucas. Suffolk Bunny, 2012.