El 2013 será, sin ningún tipo de dudas, un año difícil para la cultura y los museos que han visto cómo sus prespuestos se han reducido drásticamente. Con este contexto nada favorable, el MACBA ha presentado su programación para 2013. En ella destacan menos exposiciones temporales, cuatro en total, de las cuales tres son individuales y, de esas tres, dos son coproducciones con otros centros, en concreto la de Ahlam Shibli con el Jeu de Paume y el Museu Serralves y la de Lawrence Wiener con el Stedelijk Museum. Pero dentro de las individuales cabe destacar sobre todo la muestra que se le dedicará a Eulália Grau, no sólo porque sigue con la línea de recuperación y visibilización de artistas catalanes, sino porque recopila y revisa por primera vez el trabajo de esta artista. La programación expositiva finaliza con una muestra colectiva Ante nosotros en la que participan artistas, sobre todo del Norte de África, que investigan el territorio de Rif en Marruecos como punto de intersección histórica entre Europa y África.

Junto a estas temporales el museo organizará otras exposiciones con fondos de la colección MACBA que pretende potenciarse al máximo no sólo con itinerancias a otros centros, sino con revisiones y exposiciones que palíen la escasez de temporales a la vez que se reaprovechan recursos y se visibilizan los fondos.
Todo ello acompañado por actividades varias y más numeros, desde los Programas de Estudios Independientes hasta los seminarios, conferencias y sesiones de los Programas Públicos en un afán de mantener vivo un museo al que, como a tantos otros, cada vez se le pone todo más difífil.