TATE Modern ha adquirido diez metros cúbicos de pipas del artista Ai Weiwie. Se trata de Sunflower Seeds 2010, la obra que ejecutó como parte de su instalación en la Sala de Turbinas de esta famosa institución. Un trabajo consistente en ocho millones de pipas de porcelana realizadas a mano por artesanos chinos que causaron gran polémica cuando, al pisarlas, emitieron unos gases tóxicos que afectaron a algunos de los visitantes. En enero de 2011 el artista subastó en Sotheby´s estas pipas con un precio de salida de 120.000 libras que ascendió hasta las 350.000. TATE no ha querido desvelar la cantidad por la que las ha comprado esta vez pero, teniendo en cuenta la popularidad del artista y su constante presencia en los medios, no hay duda que habrá sido una cantidad sustanciosa.