En apenas unos días darán comienzo las Olimpiadas en la capital británica. Las calles londinenses se recorrerán atestadas de público ansioso por contemplar las diferentes modalidades del que constituye el evento deportivo más importante del mundo. Para aprovechar la ocasión, el Arts Council británico ha diseñado diversas actividades culturales entre las que se encuentra el London 2012 Festival, una olimpiada cultural que transcurrirá paralelamente a los juegos. Son muchas las entidades que participan en este macroevento como la TATE, el British Film Institute y también organismos privados como la Frieze Foundation que, hace escasamente unos días, inauguraba una de las intervenciones más esperadas: los trabajos de arte público que se incluyen dentro del proyecto comisariado por Sarah Macrory, los Frieze Projects East. Seis obras diseminadas por distintos barrios (Barking & Dagenham, Greenwich, Hackney, Newham, Tower Hamlets y Waltham Forest) de la zona Este de la ciudad donde tendrán lugar los juegos. Los artistas que han llevado a cabo estas espectaculares instalaciones han sido Can Altay, Sarnath Banerjee, Anthea Hamilton & Nicholas Byrne, Gary Webb y Klaus Weber, y Ruth Ewan. Todos han hecho piezas muy visuales, adaptadas al entorno y a sus trayectorias y no necesariamente inspiradas en el deporte. Así por ejemplo cabe destacar el conjunto de esculturas hinchables que Hamilton y Byrne han creado reproduciendo obras icónicas de la historia del arte como el beso de Rodin o las amorosas esculturas de Robert Indiana; o el parque infantil que ha llevado a cabo Gary Webb a modo de escultura viviente. También hay lugar para piezas más minimalistas como los picaportes de espejo que Can Altay ha repartido por diversas puertas de la ciudad o la fuente de Klaus Weber que, en lugar de agua, produce arena en una visión algo apocalíptica. En clave mucho más humorística Sarnath Banerjee ha realizado diversos carteles publicitarios a modo de galería de los perdedores, una pieza dedicada a todos aquellos que verdaderamente creen en participar frente a la obsesión colectiva de ganar. Un conjunto de piezas únicas de las que sólo se podrá disfrutar en Londres, hasta el 31 de agosto.

Imagen: Gary Webb. Squeaky Clean, 2012. Foto: Polly Braden. Cortesía Frieze, Londres.