OPINIÓN

Uno de los términos más afortunados de las últimas décadas es el acuñado por el antropólogo francés Marc Augé (Poitiers, 1935): los “no lugares”. Se trata de esos espacios anónimos, intercambiables entre ellos, anodinos por no tener personalidad propia, lugares que no son de nadie y son de todos, como por ejemplo las grandes superficies […]