El museo de la Fundació Sorigué abre sus puertas de nuevo este 16 de diciembre para presentar la muestra Des/materializaciones del artista colombiano Oscar Muñoz, comisariada por él mismo junto a Ana Vallés, y que podrá verse hasta el 17 de junio de 2018. Esta muestra supone la primera que comisaría él mismo sobre su obra y la primera exposición en Cataluña de Muñoz, quien ya está considerado como uno de los creadores contemporáneos más destacados actualmente. Para la muestra se han seleccionado piezas claves de la trayectoria artística a través de una visión muy particular de su amplia propuesta. Con ella, se ha querido reflexionar sobre la imagen, explorando en los momentos anteriores y posteriores a su fijación en un soporte, de manera que evidencie su carácter efímero en el tiempo y en la memoria. Por tanto, en Des/materializaciones se presentan catorce obras creadas en las más diversas e innovadores técnicas y soportes, desde el vídeo y la fotografía hasta la luz o el vaho. Elementos tan vitales como la luz, el agua y el fuego funcionan como metáfora, medio y soporte de la imagen para Muñoz, que pasa del dibujo y la precisión en el trazo a una experimentación dinámica con distintos recursos, en un proceso de desmaterialización. “Con mi trabajo he intentado acercarme a ese instante crítico y decisivo de salvación o destrucción de la imagen; donde se fija, o no, para formar parte del pasado”, afirma Oscar Muñoz.

Esta exposición enlaza muy bien con la esencia de la Fundació Sorigué, ya que trata la memoria, la huella y la desmemoria. La muestra se extiende en dos plantas del museo. La planta baja que acoge siete obras representativas de distintas épocas, donde la más antigua es Cortinas de Baño, de 1985-86, que se trata de la primera experimentación del artista en un soporte no convencional como es una cortina de plástico. En este mismo espacio se encuentra Narcisos, 1995-2009, una de sus obras más reconocidas donde se conjugan polvo de cartón y papel sobre agua. En esta pieza la imagen se fija cuando el agua se evapora definitivamente. En la planta -1 se han instalado seis vídeoinstalaciones, de las que destaca El Coleccionista, 2014-2016, y que por primera vez se expone completa: con cinco canales de proyecciones. Esta fue, precisamente, la primera pieza de Oscar Muñoz que empezó a formar parte de la Colección de la Fundació Sorigué.

(Des/materializaciones en la Fundació Sorigué, Lleida. Desde el 16 de diciembre hasta el 18 de junio de 2018)