A menos de un año desde que se decidiera su nombramiento como nuevo director de LABoral Centro de Arte (Gijón), Óscar Abril Ascaso ha sido destituido de su puesto. Desde el Patronato se argumenta que “la decisión ha sido adoptada al ponerse de manifiesto la falta de confianza mutua para desarrollar el proyecto para el que fue seleccionado en febrero de 2014”. No se dan muchos más datos sobre esta decisión, aunque por lo que se intuye en el comunicado la falta de entendimiento impedía el buen desarrollo del proyecto de LABoral. Óscar Abril Ascaso (Barcelona, 1960), que sucedía a Benjamin Weil, ganaba el pasado año el concurso internacional entre 70 candidatos, valorando su experiencia de más de veinte años en el panorama cultural, habiendo dirigido la parte artística del festival Sónar, o L`Estruch, Fábrica de Creación de las Artes en Vivo (Sabadell). Se ha decidido, igualmente, convocar de nuevo un concurso público para elegir a su sucesor, del que se pide “amplia experiencia en el ámbito de las artes, que cuente con prestigio internacional y esté dispuesto a seguir desarrollando un proyecto singular y vanguardista”.