Como cada año, en enero se anuncia la programación de la gran mayoría de museos e instituciones, tanto nacionales como internacionales. Se presenta la propuesta expositiva que los espectadores podrán ver a lo largo de todo el año, para que se puedan organizar con antelación y organizar sus visitas o viajes. Ya hemos hablado de lo que está por venir en el Museo Reina Sofía, en la Fundación Mapfre, en el MACBA, en el Centre Pompidou… y ahora es momento de hacer lo propio con la Tate. El conjunto londinense ha preparado una potente programación para este 2018, así que si estás pensando en viajar a Londres, quizá te interesa saber qué podrás ver en sus espacios.

Tate Modern

En la Tate Modern, se ha programado para el 8 de marzo, y hasta el 9 de septiembre, la exposición Picasso 1932 – Love, Fame, Tragedy. La muestra se centra en el año 1932, precisamente, porque fue un periodo intensamente creativo en la vida del artista. Además, supone la primera exposición individual dedicada a Pablo Picasso en la Tate Modern y para ello han seleccionado más de 100 pinturas, esculturas y dibujos. También se podrán descubrir fotografías familiares y vislumbres raros en su vida personal. Uno de los aspectos más llamativos de esta exposición que tres de sus pinturas con su amante Marie-Thérèse Walter se muestran juntas por primera vez desde que se crearon en sólo cinco días en marzo de 1932.

Otra de las exposiciones que también podrá verse a partir de marzo, es la dedicada a una de las pioneras de la performance, Joan Jonas. La estadounidense está considerada como una de las artistas que ha conseguido en las últimas décadas que el vídeo haya superado los límites del arte. Esta muestra, que permanecerá en la Tate hasta el 5 de agosto, es la más completa y exhaustiva que se ha realizado hasta el momento sobre ella en el Reino Unido. Esta exposición se ha concebido como una muestra experimental en la que el espectador podrá conocer tanto los primeros trabajos de finales de la década de los sesenta como las instalaciones recientes que tratan temas de actualidad como puede ser el cambio climático o la extinción. Algunas de las obras más emblemáticas de Jonas son Organic HoneyThe Juniper TreeReanimation. Además, Joan Jonas actuará junto con otros artistas como parte de la exposición.

Shape of Light. 100 years of photography and abstract art es la exposición que podrá verse del 2 de mayo al 14 de octubre. Esta muestra pretende centrarse fundamentalmente en el cómo los fotógrafos contribuyeron a la invención del arte abstracto. El nacimiento del arte abstracto y la invención de la fotografía fueron momentos decisivos en la cultura visual moderna, y ambas historias normalmente se cuentan por separado. Por tanto, Shape of Light es la primera exposición que explora la relación entre los dos, abarcando el siglo desde la década de 1910 hasta la actualidad. En la muestra se podrán ver trabajos tanto de pioneros como Paul Strand, László Moholy-Nagy o Man Ray como de artistas más contemporáneos como Barbara Kasten o Thomas Ruff.

Así mismo, se mostrarán pinturas abstractas, esculturas e instalaciones de importantes figuras del arte abstracto, desde Georges Braque y Jackson Pollock hasta Carl Andre y Bridget Riley.

Anni Albers, una de las artistas textiles más conocidas del siglo XX, también tendrá su exposición a partir de octubre. Mientras estudiaba en la Bauhaus se le prohibió convertirse en pintora, por tanto se inscribió en el taller de tejido e hizo de los textiles su medio de expresión. Albers se convirtió así en una figura influyente, explorando los límites técnicos del tejido a mano para innovar los usos innovadores de la tela tejida como el arte, la arquitectura y el diseño. La exposición reúne algunos de sus trabajos más importantes, tanto de pequeña como gran escala. El público podrá visitar esta exposición hasta enero de 2019.

Tate Britain
Mientras tanto, en la Tate Britain también se ha preparado una suculenta programación. En febrero abre las puertas la exposición All too human. Bacon, Freud and a century of painting life. La muestra captura la experiencia sensual, inmediata e intensa de la vida en la pintura y celebra a los pintores en Reino Unido que se esforzaron por representar figuras humanas, sus relaciones y su entorno de la manera más íntima. Cuenta con artistas como Lucian Freud y Francis Bacon junto con trabajos raramente vistos de sus contemporáneos, como Frank Auerbach y Paula Rego. Muchos de ellos viven o vivían en Londres, atraídos por la capital multicultural de todo el mundo. La exposición también muestra cómo este espíritu en la pintura fue fomentado por la generación anterior, desde Walter Sickert hasta David Bomberg, y cómo los artistas contemporáneos continúan expresando la realidad tangible de la vida a través de la pintura.
Durante el verano, la Tate Britain contará con la exposición Aftermathart in the wake of World War One. En ella se explorará el impacto que tuvo la Primera Guerra Mundial en el arte británico, alemán y francés y cómo los artistas respondieron a las cicatrices físicas y psicológicas que quedaron en Europa. George Grosz y Otto Dix expusieron el tratamiento desigual de los veteranos discapacitados en la sociedad de posguerra, Hannah Höch y André Masson fueron decisivos en el nacimiento de nuevas formas de arte dadá y surrealista, Pablo Picasso y Winifred Knights volvieron a la tradición y el clasicismo, mientras que otros como Fernand Léger y CRW Nevinson produjeron visiones de la ciudad del futuro cuando la sociedad comenzó a reconstruirse. El arte se usó de muchas maneras en el período tumultuoso después del final de la guerra, desde la documentación de su impacto destructivo, hasta la construcción de monumentos públicos y como una crítica social.
Por último, a finales de octubre será el turno de Burne-Jones. Su nombre es sinónimo de un estilo de belleza refinado y espiritualizado. Jones se convirtió en una figura clave en el mundo del arte a finales del siglo XIX y pionero del movimiento simbolista. Desvinculó su arte del mundo moderno y se centro en el mito, la leyenda y la Biblia y fue pionero en un nuevo enfoque radical de la narrativa en trabajos tanto para entornos públicos como privados. Esta muestra, con más de 150 obras, actúa como la primera gran retrospectiva sobre el artista en Londres.
Tate Liverpool 

Por último, en la Tate Liverpool se podrá disfrutar de dos exposiciones principales. La primera, del 24 de mayo al 23 de septiembre se podrá visitar la exposición Life in Motion: Egon Schiele / Francesca Woodman. En esta ocasión se expondrán las obras expresionistas de Schiele junto al trabajo de la fotógrafa Francesca Woodman unidos por un punto en común: sus retratos desnudos y autorretratos. Sus trabajos están caracterizados por una intimidad que hacían cuenta del estado emocional de los autores. Schiele tenía un estilo distintivo usando marcas rápidas y líneas definidas para capturar la energía animada de sus modelos. Francesca Woodman, por su parte, empleó largas exposiciones para crear imágenes borrosas que capturaron momentos extendidos en el tiempo.

Ya en noviembre se inaugurará la exposición dedicada a Fernand Léger. Esta retrospectiva explorará la obra completa de Léger, precursor del arte pop y figura clave de la modernidad, a través de más de 50 obras algunas inéditas en el Reino Unido.