El Museo Británico acaba de recibir en donación Suite Villard de Picasso. Esta serie de cien grabados realizados entre 1930 y 1937, considerada como una de las colecciones de arte gráfico más importantes de las realizadas en el siglo XX. Su nombre se debe a Ambroise Vollard (1866-1939), marchante del artista que le ayudó a producir estos trabajos y que, al morir en 1939, no pudo distribuirlos adecuadamente. Esta colección ha sido donada por un coleccionista privado para honrar la memoria de su padre y proviene de los herederos de Henri Petiet marchante al que pasó la serie cuando Vollard murió. Los grabados que contiene apenas han visto la luz y su estado de conservación parece ser excelente. La suite se exhibirá en el museo del 3 de mayo al 2 de septiembre de 2012 en una muestra en la que también se reunirán grabados de Goya y Rembrandt de la colección de artes gráficas del centro. El Museo Británico se convierte en el único museo público inglés en tener una colección completa del artista malagueño que, además, no había sido exhibida en el Reino Unido desde hace cincuenta años.