Dentro de unos días, el 11 de diciembre, se inaugura una plaza que reúne a muchos europeos. Un proyecto del artista alemán Jochen Gerz (Berlín, 1940) y que está en la línea habitual de sus trabajos: la participación de la sociedad en una historia oculta, silenciosa pero permanente. Ya en una ocasión anterior, Jochen Gerz levantaba los adoquines de una plaza para grabar en ellos, en cada uno, el nombre de un judío muerto en Alemania durante la guerra, para volverlos a colocar nuevamente, con el nombre hacia abajo, en un gesto de restituir la memoria a la ciudad y de enterrar a los muertos en un gran cementerio que permanecerá para siempre en el medio de una ciudad alemana. Ahora se trata de Bochum, ciudad que albergara esta Square of the European Promises, un proyecto en el que durante más de 10 años, Gerz ha recopilado las promesas de 14.726 europeos de cualquier ciudad y nacionalidad ­­­–entre ellos los nuestros– cuyos nombres, grabados en un total de 65 lapidas de piedra, llenarán la plaza de las promesas europeas. Una vez más Jochen Gerz nos hace una pregunta con su instalación permanente ¿Cuál es tu aportación al futuro de Europa? ¿Qué aportamos cada uno de nosotros a la construcción del futuro, del hoy, de Europa? Esta es la pregunta que esta plaza, sin duda una obra colectiva, le planteará a todos los visitantes que acudan a Bochum a partir del 11 de diciembre.

(Square of the European Promises, Christuskirche Bochum / City Hall, Bochum, Alemania. Inauguración a partir del 11 de diciembre)