La pintura académica gozó de gran prestigio en el París de la segunda mitad del siglo XIX. En el Salón de París se exponía la pintura que seguía los grandes géneros tradicionales como la pintura de historia, la mitología, la religión o el retrato. El buen gusto académico medía las obras según la corrección estilística, el dominio del dibujo sobre el color y el equilibrio compositivo. Nombres como Ingres, Gérôme, Cabanel, Bouguereau, Laurens, Henner, Meissonier o Baudry fueron de los preferidos en este movimiento, que ahora se muestra en la Sala Recoletos de la Fundación MAPFRE de Madrid. Más de 80 obras que se exponen gracias al apoyo del Musée D´Orsay y que nos permiten ver la evolución del género, dentro de las normas de la Academia. El Canto del Cisne. Pinturas académicas del Salón de París. Colecciones Musée D´Orsay resulta novedosa en tanto que refleja cómo la pintura de los salones respondía a una sociedad burguesa en progresión, dentro de un mundo que también estaba en continua transformación. El recorrido se estructura por géneros, siguiendo las consideraciones del propio Salón de París, que según este criterio conectaba la tradición a la vez que expresaba los cambios artísticos de la segunda mitad del XIX. (El Canto del Cisne. Pinturas académicas del Salón de París. Colecciones Musée D´Orsay, Sala Recoletos, Fundación MAPFRE, Madrid. Del 14 de febrero al 3 de mayo de 2015).


Imagen: Alexandre Cabanel. Nacimiento de Venus, 1863.