El museo Es Baluard de Palma de Mallorca realiza una muestra dedicada por completo a la escultura. Una disciplina dejada de lado con el progresivo éxito que va adquiriendo la pintura primero en el Renacimiento (su primer momento álgido) y posteriormente en el siglo XIX y el XX con las vanguardias. Un medio complejo que resurge de nuevo a mediados del siglo XX y que se renueva gracias a la vertiente más formal del constructivismo, la posterior desmaterialización del conceptual, el land art, las instalaciones y la consodilación de grandes escultores como por ejemplo los españoles Chillida u Oteiza.

Precisamente para plasmar la evolución sufrida con el tiempo, su enriquecimiento y sus carencias, y para devolver el lugar que le corresponde a este medio el museo ha querido exhibir sus propios fondos para lo que han seleccionado a artistas como Josep Maria Alcover, Andreu Alfaro, José Bechara, Daniel Chust-Peters, Kcho, Pep Llambías, Glòria Mas, Fernando Megías, David Nash, Jürgen Partenheimer, Jaume Plensa, Bernardí Roig, Baltazar Torres o Joana Vasconcelos que definen las dos corrientes principales seguidas por la escultura en el último cuarto de siglo: los residuos minimalistas y las nuevas narratividades y simbologías.
Hasta el 13 de enero.

Imagen: Jaume Plensa. What plants can grow along the shores, 1999. Es Baluard Museu d´Art Modern i Contemporani de Palma. Foto: Joan-Ramon Bonet y David Bone.